16 junio 2015

Colaboración Levante-EMV 9/6/2015 "Coged las rosas mientras podáis"

"Coged las rosas mientras podáis"

Cada mañana mira los dos cepillos de dientes antes de coger el suyo. A veces están uno frente al otro. Con alguna cerda desviada, uno parece enfadado. Otras, es como si se besaran. Si se se apoya uno sobre el otro, parece que lo abrace y lo proteja. Si están cruzados es como si se alejaran. Al terminar de usarlo los coloca como le gustaría que estuvieran siempre. Los cepillos, desobedientes, acaban donde ellos quieren estar.

En política también hay bienes posicionales, como los llamaba Fred Hirsh. Bienes, o políticas, cuyo valor depende de lo que consuman los demás. Las ciudades, como imanes, atraen ideas, tendencias y artilugios que no suelen necesitar. Leer periódicos, costumbre que dramáticamente se va perdiendo, ilustra y mucho sobre esos movimientos veloces que siempre sorprenden.

Apareció un día en la avenida de Aragón una noria gigante que permitía tener una visión de la ciudad a un precio disparatado. Parece que al empresario le fue bien y ya se anuncia su emplazamiento en la Marina Real, ahora de setenta metros y con precios entre seis y nueve euros. Será menos  moderno pero para ojear la ciudad no hay nada como los setenta metros del Miguelete, pagando solo dos euros por subir sus doscientos siete escalones.

Fueron quebrando los casinos alejados de las ciudades pero retorciendo las leyes ya nos los han colocado en alguna avenida importante para ver si los salvan. Seguirán quebrando, por la competencia del juego en internet, pero ya se anuncia uno gigante en la tan traida y llevada Marina Real cerca de un hotel de seis estrellas, categoría que uno no alcanza demasiado a comprender.
¿Por qué en las campañas electorales no se habla de esas cosas? En las primarias demócratas de algún estado se obliga a los candidatos a acudir a un debate disparatado con representantes de peculiares minorías. Lunáticos, frikis, fascistas o saturnianos se explayan machacando a los candidatos con sus quimeras.

Me encantaría oir que los negociadores de los pactos municipales opinan sobre el cierre de Bar Cesáreo en San José de Calasanz que nos ha dejado sin el secreto de sus patatas bravas. Que se pronuncien sobre si se puede o no aparcar en el carril bus de  Císcar a partir de las 22 horas, como en todos, o no. Si habrá tarjeta de bici, bus y metro que calcule el importe según el uso. Si van a implantar riego inteligente en los jardines públicos. Si va a ser posible fotografiar los daños en el mobiliario urbano para su geolocalización y pronta reparación por operarios municipales. Si vamos a tener un big data de la ciudad, con todos sus datos completos, que permita la integración de las fuentes privadas…

Parece claro que la ciudad era de izquierdas y no lo sabía. Cansados de que les roben, les engañen y les manipulen, los electores han mirado a otro sitio. Pasan los días y todo sigue igual.


Veloz el tiempo vuela. La misma flor que hoy admiráis, mañana estará muerta. Robert Herrick nos enseñó el camino hace mucho. Hay que darse mucha prisa, los principios son lo mejor. Aprovechad cuando la juventud y la sangre está más calientes. Siempre es más fácil empezar, el camino es lo suficientemente complicado para no empezarlo bien.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Firefox
coches usados
coches usados