12 abril 2016

Colaboración Levante-Emv 5/4/2016 "Sé de buena tinta"

                 "Sé de buena tinta"

Es risueña. Aprovecha cualquier oportunidad para mudar su sonrisa en franca carcajada. La vida no siempre empuja para que riamos. Al contrario; el riesgo de pena, zozobra, llanto, acechan en cualquier momento. Hay quien intenta remontar volviendo a ver “el apartamento”, “sopa de ganso” o “la ciudad no es para mí”. Ella recurre a “Top Secret” desde la adolescencia. Es oir lo de “sé de buena tinta…” que no puede contener la risa. Aleja, momentáneamente, las contrariedades.

Cíclicamente aparecen representantes de enigmáticos inversores extranjeros. Pregonan importantísimas inversiones con gran eco en los medios de comunicación. Desde hace más de un año, dos señores que explotan en Marbella un negocio de venta de muebles a través de la web redkodiak.com., se pasean por despachos públicos y privados con una irracional propuesta de inversión de mil millones en La Marina. Dicen representar a una empresa cuyas siglas empiezan por ARC, como cincuenta más en el mundo. Está domiciliada en el edificio Singapore Land Tower, como otras 1.850 compañías. Dicen que aquí no se les ha hecho mucho caso y que lo propondrán a Málaga. No está mal, les pilla más cerca de casa. Allí no será una minucia de mil millones de inversión, serán tres mil. ¡Qué les vaya bonito!.

Pasó con Eurovegas. Sheldon Adelson se reunió con responsables políticos, exigió cambios en la legislación sobre el juego y nuevas condiciones fiscales. Cuando ni BBVA, ni Santander, ni la Caixa quisieron financiar con 18.000 millones, sin garantías, ese disparate, nunca se supo más de él. Pasó con el proyecto “Gran Escala” en Los Monegros. No se ha vuelto a saber nada de los 32 casinos, 70 hoteles y los 6 parques temáticos previstos. Se ha terminado la milonga de BNC World en Tarragona que incluso condicionó la configuración del gobierno catalán. Aquí pasó con la segura venta que pregonaba Vicente Soriano de las torres de Mestalla por cuatrocientos millones, o con la inversión de mil millones en Parque Ferrari.

Lo de la pérdida del inversor de los mil millones en la Marina va a dar mucho juego, sobretodo buscando culpables. Por lo leido se considera normal que haya hoteles de seis estrellas, que es buen negocio  explotar 120 suites de 400 metros a razón de 10.000 euros/día, que habrá bofetadas por visitar un museo del vidrio y que la pasión equina de los visitantes reventará Cavalia.

El juego por internet está arrumbando los casinos en todo el mundo. Pensar que la combinación de un hotel lujoso, un área comercial, un espectáculo de caballos, y apuestas,  acercará 750.000 visitantes más a Valencia al año, es ver un mundo diferente al que ve la gente normal.


Es discutidor profesional y rehuye cualquier polémica en el ámbito familiar o con los amigos. Cuando le explicaban lo rentable que era invertir en sellos o en árboles intentaba poner una mueca lo más aséptica posible para no herir sensibilidades. Intentaba no frivolizar con las cartas nigerianas, las altas rentabilidades de las minas de oro avaladas con cualquier escritura, el negocio de los dinares iraquís, la deuda del gobierno chino antes de la revolución y otras estafas bien construidas. Con lo del inversor asiático que iba a revolucionar el club de fútbol se hiperexcitó y acabó discutiendo con su cuñado. Hay que saber parar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Firefox
coches usados
coches usados