19 enero 2016

Colaboración Levante-EMV 12/1/2016 "Algo más grande"

"Algo más grande"

Aunque la revisora era seca sus palabras sonaron dulces y melodiosas. Haría como que no había visto sus billetes sugiriéndoles que lo solucionaran a la vuelta. En Humlebaek deberían ampliar la zona contratada, pagar el suplemento y pelillos a la mar. A él, en casa, también le daban miedo las máquinas expendedoras. No entendía lo de las zonas ni por qué le cobraban un euro por una tarjeta cada vez, ni por qué nunca podía cargar la suya del bus.

La Generalitat, cuando empezó a gestionarla la derecha, redujo, desactivó y , finalmente, disolvió el Consell Metropolitá de L´Horta; el órgano rector del área metropolitana de Valencia. Era una entidad de gestión y planificación de los municipios de la comarca de L´Horta. Cumplía objetivos urbanísticos y de gestión de servicios comunes de modo eficiente, participativo y democrático.

Aún sin órgano rector del área metropolitana, no por ello ésta deja de existir . Vivimos en una gran conurbación que incluye a varios núcleos urbanos que se van expandiendo y acaban formando  una unidad funcional. Valencia succiona a los municipios colindantes, los atrae hasta que no se distinguen sus límites.

Casi siempre con razón, los municipios colindantes de una gran ciudad, son celosos de sus competencias, de sus instalaciones, de sus centros, de sus actividades y rehuyen cualquier intromisión ajena a sus propios dominios y capacidad de decisión. Otras, sin demasiado sentido.

Si pensamos en Justicia vemos como, desde siempre, los municipios reivindican tener juzgados propios. No importa que sean juzgados mixtos, con carga de trabajo en ámbitos civiles, penales, de familia o de violencia sobre la mujer. Sus instalaciones son, en ocasiones, deficientes, y su falta de especialización provoca que algunos asuntos se eternicen. En cambio, a unos cientos de metros, a solo unos minutos de autobús, en la capital, con instalaciones adecuadas, varios juzgados por jurisdicción y una alta especialización, las cosas son harto diferentes.

Con un buen transporte metropolitano y un intercambio saludable de funciones, servicios e instalaciones todos ganaríamos. No está escrito que todos los grandes museos, todas las instalaciones deportivas de élite, todos los teatros, todas las salas de conciertos deban estar en el cogollo de la ciudad. La movilidad metropolitana no debe ser solo de fuera al centro sino también del centro hacia fuera, que incluso los turistas se vean en la tesitura de desear desplazarse, siquiera media hora, para acercarse a algún lugar emblemático de nuestros municipios metropolitanos.

Todo está tan cerca que la mariquita asiática, la Harmonía axyridis, ya anda por Massamagrell. Ojito con ella que se dispersa fácilmente y compite y depreda especies autónomas. Para ella todo el monte es orégano.


De camino al Museo de Arte Moderno de Louisiana, a media hora de Copenhague,  a él le dió por calcular qué municipios  valencianos estarían a la misma distancia de su casa. Era como ir a Alberique, Náquera, o Puzol a ver una exposición. Fueron por la retrospectiva de Yayoi Kusama, la de los puntos. Había obras específicas para esta exposición de la artista casi nonagenaria. No quedaba claro si hizo algo mientras estuvo internada en el siquiátrico. En la sala en que repartían gommettes para implicarlos, él se puso una en las gafas, otra en la nariz y otra más en el labio. Se fotografiaron junto a los espejos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Firefox
coches usados
coches usados