11 noviembre 2015

Colaboración Levante-EMV 3/11/2015 "¿Dónde irán a parar?

"¿Dónde irá a parar?"

Guarda algunas cosas tan celosamente que olvida haberlas tenido. Otras, prefiere tenerlas siempre a la vista aunque el por si acaso nunca llegue. Le averguenza acumular calcetines desparejados. Ha dejado de preguntarse dónde van a parar los que desaparecen. No es pregunta original, se la hace mucha gente. No se conforma con la explicación más común, esa que otorga a las lavadoras el poder de esconderlos y liberarlos. Los guarda para alegrarse si puede emparejarlos o por si Juan José Millás tuviera razón y como sugiere en No mires debajo de la cama haya que darlos como alimento a ciertos zapatos para que no duelan.

La regresión de las playas es asunto serio. La Universidad, Greenpeace, el CEAM, el CEDEX, y otros organismos nos alertan desde hace años de la situación regresiva en que se encuentran nuestras playas, sin posibilidad de aporte efectivo de sedimento, que debería ser natural si los ríos fuesen ríos.

Parece que la nueva bocana y la ampliación norte del puerto tienen mucho que ver en el retroceso de la línea de orilla de nuestras playas más próximas. La afección es grave en Pinedo, El Saler, la Gola de Pujol y Perellonet. Puede que sea ese el motivo pero son muchas las comarcas del litoral a las que les afecta esa disminución de su zona de arena. En nuestra parque natural se llega a cuantificar en sesenta metros el retroceso que sufrirán sus playas de L´Arbre del Gos y Garrofera, allá por el año 2050. La Safor también tiene sus cuitas por ese tema pero el puerto de Valencia les pilla lejos.

Hace años no  era extraño ver salir camiones cargados de arena de las playas mejor dotadas. Debía haber un mercadeo consentido y poco transparente de compra-venta de arena .
La solución no pasa hoy tanto por comprar arena de playas  rebosantes sino por extraerla de aguas profundas. Hay incluso proyectos europeos como el Eurosion y su continuación, el Conscience, que prevén dotaciones de fondos para esas necesarias intervenciones. A quienes, por absoluta ignorancia, nos fascina lo que se cuenta del bosón de Higgs, el acelerador de partículas o las potencialidades del grafeno, no puede dejarnos indiferentes que la extracción se haga “mediante draga de succión por arrastre de sedimentos de yacimientos marinos localizados”. Millones y millones de metros cúbicos son necesarios.

Podrá parecer absurdo pero la duda persiste. ¿Dónde irá a parar?. Muy lejos no debe ir la arena viajera que deja a nuestras playas desnudas incrementando el monumental lío de la delimitación marítimo terrestre y su zona de influencia. Los mojones en terrenos móviles no tienen mucho sentido. Los afortunados que lleguen al 2050 deberán fijarse mucho en cómo está el tema.


El MOMA organizó una exposición de René Magritte. Cindy Albertson examinó los cuadros que poseía el museo desde 1956. Descubrió algo raro en Portrait. Hizo pruebas con rayos equis y, en horizontal, aparecieron trazos de un perfil femenino que recordaba la Pose enchantée que se había expuesto en Bruselas en 1927 y del que nunca más se supo. Parece que Magritte lo partió en cuatro trozos de 73x50 centímetros y los reutilizó. No se sabe por qué. Aparte del MOMA, ha aparecido otro en el Museo de Arte Moderno de Estocolmo. ¿Dónde estarán los dos que faltan?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Firefox
coches usados
coches usados